Fracasó la conciliación obligatoria

Feb 25 2014
Se realizó esta mañana en la Dirección Provincial del Trabajo
En representación del Superior Tribunal de Justicia, su presidente, Rolando Toledo, asistió esta mañana a la audiencia de conciliación obligatoria que se realizó con la presencia de los representantes de los tres gremios que nuclean a trabajadores del Poder Judicial y la titular de la Dirección Provincial del Trabajo, Celia Meza.
Toledo fue el primero en tomar la palabra explicando cómo se habían desarrollado las tratativas hasta el momento. Habló del acuerdo extraordinario en el que se resolvió enviar el proyecto de ley – acordado con asociación de magistrados y gremios- con el aumento del 30 por ciento a pagar en marzo y julio (fundados en la notoria pérdida de poder adquisitivo de los salarios de los integrantes del Poder Judicial). En ese mismo acuerdo – y en virtud del anuncio de medidas de fuerza hecho por dos gremios- se realizó un pedido de conciliación obligatoria a la Dirección Provincial del Trabajo “a fin de garantizar la continuidad de la función judicial”.
 
En ese marco, Toledo consignó que también se solicitó por nota al Poder Ejecutivo la presencia – en la audiencia de hoy- de un representante. “Nosotros como Poder hemos cumplido. Hemos enviado el proyecto de ley y sólo nos resta esperar a ver qué ocurre; si es aceptado o no”, concluyó.  
Por su parte, en representación del SEJCH, Graciela Aranda coincidió con lo expuesto con Toledo y recordó que su gremio acató lo dispuesto por la ley en relación con detener las medidas de fuerza previstas hasta tanto se resuelva la situación en la instancia de la audiencia conciliatoria “porque nosotros sabemos que en el presupuesto del Poder Judicial no existe previsión para circunstanciales aumentos salariales”, expresó.
 
“Pedimos que se dé por fracasada esta instancia conciliatoria, porque no hay ofrecimiento ni expectativa para el sector judicial”, sintetizó finalmente Aranda.
Por su parte, Walter Bernard, de la Unión de Empleados Judiciales, también recordó los reclamos de su sector, destacó que existe voluntad de acuerdo, y coincidió respecto de la necesidad de una nueva convocatoria a conciliación con la presencia de un representante del Poder Ejecutivo y otro de la comisión de hacienda de la Cámara de Diputados. 
En representación del Superior Tribunal de Justicia, su presidente, Rolando Toledo, asistió esta mañana a la audiencia de conciliación obligatoria que se realizó con la presencia de los representantes de los tres gremios que nuclean a trabajadores del Poder Judicial y la titular de la Dirección Provincial del Trabajo, Celia Meza.
Toledo fue el primero en tomar la palabra explicando cómo se habían desarrollado las tratativas hasta el momento. Habló del acuerdo extraordinario en el que se resolvió enviar el proyecto de ley – acordado con asociación de magistrados y gremios- con el aumento del 30 por ciento a pagar en marzo y julio (fundados en la notoria pérdida de poder adquisitivo de los salarios de los integrantes del Poder Judicial). En ese mismo acuerdo – y en virtud del anuncio de medidas de fuerza hecho por dos gremios- se realizó un pedido de conciliación obligatoria a la Dirección Provincial del Trabajo “a fin de garantizar la continuidad de la función judicial”.