Chaco: una de las provincias más avanzadas en materia de información criminal - Infojus 61

Oct 30 2014
Por Mirbel Valussi y Daniel Chapo
El día 17 de octubre pasado fue presentado el “Sistema de localización geográfica de hechos puestos en conocimiento del sistema penal”, producto de un trabajo del Ministerio Público y el Superior Tribunal de Justicia. La iniciativa demostró la decisión y voluntad política del Poder Judicial de contribuir, aún más, al estudio, análisis y mejora del tema de la seguridad pública a través de un moderno sistema de gestión política. 
 
El trabajo constituye el resultado de una seria y responsable vocación de servir, en general, al ciudadano, y, específicamente, al justiciable del sistema penal.
Con la nueva sistematización de la información el  Ministerio Público y el Poder Judicial proyectan al Chaco, sin dudas, como una de las jurisdicciones provinciales más avanzadas en materia de información criminal.
 
Importancia
Cabe destacar que, desde el inicio, hemos encontrado tanto en el Chaco como en otras provincias Argentinas varios proyectos o intentos similares que  no pudieron concretarse por varios motivos, entre los que se cuentan la falta de recursos humanos, tecnológicos,  presupuestarios y además por las complejidades propias de un desarrollo  de  esta  naturaleza. 
 
Este es el primer y único sistema en nuestra provincia por sus características. El ex Procurador General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Germán Garavano, compartió su presentación y reconoció a nivel nacional a este sistema, como integrando una de las tres  jurisdicciones provinciales que lo tiene, de ahí la mayor relevancia que adquirió el trabajo presentado.
 
En él se concentra toda la información, denuncia o noticia criminal que recibe la institución policial, en virtud de la obligación legal de comunicar a la Unidad Fiscal cada hecho que llegue a su conocimiento.  Además se suman las denuncias recogidas por el Poder Judicial a través de las propias Unidades de atención a la víctima y al ciudadano -UDAVC-, lo que implica que se georreferencian todos los hechos denunciados a las autoridades competentes en  materia penal, de la primera circunscripción Judicial.
 
Desarrollo
Si bien la idea de su realización existía de mucho antes, es con la instrumentación del Nuevo Diseño Organizacional del Sistema Penal el 22 de abril del 2013 cuando toma fuerza y se inicia definitivamente su elaboración.
 
Este desafío inicial -planteado por las máximas autoridades del Poder Judicial- pudo concretarse merced al fuerte y claro liderazgo de los ministros del Superior Tribunal de Justicia y el Procurador General, quienes establecieron directivas precisas, y encomendaron al Director de la Oficina de Política Criminal, Mirbel Valussi y al titular de la Dirección de Tecnología de la Información, Daniel Chapo, su concreción. A partir de allí se conformó un equipo de trabajo integrado por el personal responsable de la carga de datos de la Unidad Fiscal Resistencia y los  profesionales de la DTI, Miguel Araujo y Anibal Vicentin, con el permanente apoyo y acompañamiento de la Sala Penal del Alto Tribunal provincial y funcionarios de la Procuración General. Es decir, se trabajó con recursos humanos y tecnológicos propios del Poder Judicial, sin que fueran necesarios aportes extraordinarios de ninguna naturaleza.
 
Para definir qué tipo de categorización utilizaríamos se tuvieron en cuenta varios modelos teóricos, entre los que se destacan aquéllos que utilizan los grandes títulos del Código Penal Argentino que son mucho más específicos y georreferencian cada uno de los delitos de aquel cuerpo normativo y sus leyes especiales o el que agrupa todos los delitos en modalidades delictivas. Luego de valorar las ventajas y posibles desventajas de cada uno de los sistemas analizados, nos inclinamos por el de “modalidades delictivas”. Así, fueron veintiuna las definidas para integrar nuestro Sistema de Localización Geográfica. Cada una atraviesa todo el Código Penal de modo que pueden abarcar varios tipos penales. Este sistema permite modificación, actualización y ajuste a las necesidades cambiantes de la realidad social y la investigación penal propiamente dicha.
 
La sistematización cuenta con datos tomados desde el mes de junio en adelante y fue presentado públicamente por considerarse que la información recabada permite visualizar patrones y, consecuentemente, efectuar análisis integrales.
 
El sistema se proyecta para recoger datos indefinidamente y cuenta con las interfaces necesarias que permiten comparar, hacia el futuro, la información mes a mes y año a año; visualizar la evolución de los hechos a través del tiempo, los movimientos territoriales de las distintas modalidades, su mayor concentración o dispersión, etc.
 
La importancia de esto último radica principalmente en que permite al Ministerio Público y al Poder Judicial priorizar el análisis de modalidades delictivas específicas y diseñar micro políticas criminales de persecución penal focalizadas en esas modalidades.
 
Utilidad del Sistema
Para el Poder Judicial
Se cuenta ahora con una muy rica información que va a servir como insumo para estructurar nuevas políticas públicas en materia de persecución penal y evaluar inmediatamente sus resultados; realizar estimaciones de los hechos y detección de la aparición de nuevas modalidades delictivas, analizar las vinculaciones por y entre modalidades para la detección de posibles organizaciones ilegales, direccionar los escasos recursos humanos, tecnológicos y fundamentalmente presupuestarios con que cuenta el Poder Judicial para dar satisfacción a situaciones que se relevan específicamente, y, de esta manera, satisfacer las expectativas ciudadanas a través de respuestas orgánicas. Permitirá también decidir nuevas ubicaciones de las–UDAVC-, que son la puerta de acceso del justiciable al sistema penal acercándola donde resulten de mayor utilidad.
 
Más allá del Poder Judicial
Este nuevo sistema de información con localización geográfica de los hechos traídos a conocimiento del fuero penal nos permite interactuar y coadyuvar a otros organismos del Estado, provinciales o municipales, interesados en establecer políticas públicas de carácter preventivo dentro de  sus competencias específicas, con la finalidad de mejorar la seguridad en nuestra provincia. 
 
En tal sentido, posibilita el cruzamiento con las bases de datos de otros organismos para la creación de diferentes capas de información que permita realizar distintos tipos de análisis, orientados a finalidades específicas.
 
Estamos convencidos de que no se puede medir, controlar o gestionar lo que se desconoce o se conoce parcial, defectuosa o vulgarmente; hacerlo de la manera sistematizada en que lo estamos haciendo, a través de este Sistema de Localización Geográfica, permite, además de  medir y comparar, proyectar la elaboración de nuevas metas o nuevos planes de política criminal. 
 
El problema de la seguridad pública no tiene una sola causa y mucho menos una sola solución y lejos está este desarrollo de intentar semejante objetivo, pero no es menos cierto que instala en poder del Estado una poderosa herramienta de análisis que, utilizada con criterio y coordinada con los demás actores de la vida política de la sociedad chaqueña, permitirá articular respuestas válidas y medir sus resultados en tiempo real.
Mirbel ValussiDaniel Chapo