Capacitaron a fiscales sobre Manejo de evidencia y la prueba en la audiencia preliminar y en el debate

Ago 11 2021
Juicio por jurados

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Rolando Toledo, junto a la jueza Iride Isabel María Grillo, participaron de la apertura del Programa de capacitación en litigio estratégico en juicio por jurados para el Ministerio Publico Fiscal de la provincia del Chaco.  Organizado por el INECIP, con el apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Argentina (y la colaboración del Centro de Estudios Judiciales y la Oficina Central de Juicio por jurados) el programa comenzó esta tarde con el ateneo "El manejo de la evidencia y la prueba en la audiencia preliminar y en el debate", y tuvo como docentes a Matías Deane (juez del Tribunal en lo Criminal N°5 del Departamento Judicial de La Matanza) y Alejandro Cascio (juez del Tribunal Oral en lo Criminal del Departamento Judicial de Quilmes), quienes fueron presentados por el subdirector del Inecip Ignacio Andreoli.

 

También en el interior

En la apertura, Toledo destacó la importancia de la capacitación y que el Chaco es “la única provincia con juicio por jurados civil”.  Además planteó que “la intención es darle a todos nuestros jueces/as y funcionarios/as las herramientas necesarias para esta clase de procesos, especiales, casi únicos, con la intervención y participación directa de la ciudadanía”.

Valoró la relevancia de la capacitación ofrecida por expertos en el tema y el apoyo de la embajada de EEUU para su concreción. Informó que incluirá cuadro módulos con la teoría del caso, audiencia preliminar, audiencias de Voir Dire y las instrucciones. “Abarca a todos los actores del juicio por jurados: el/a juez/a técnico/a, camaristas, fiscales, defensores/as y las oficinas a cargo de implementar y estructurar los juicios por jurados no sólo en la Capital sino en todo el territorio de la provincia del  Chaco”.

Al respecto añadió: “tratamos de que todas las circunscripciones a las que se destina este curso tengan los mismos adelantos, progreso y desarrollo de la capital”.

“Este proceso de juicio por jurados viene a incrementar la valía del sistema procesal penal chaqueño”, afirmó Toledo, quien aseguró que la iniciativa “no se va a terminar acá porque esto es permanente. Las capacitaciones en estos temas son continuas”.

 

Los especialistas

Andreoli adelantó que la propuesta apunta a “trabajar desde la perspectiva de cada rol y cada parte del proceso penal”, y que “este curso trabaja específicamente desde la perspectiva de fiscales, qué desafíos deben enfrentar para no cometer los errores que se presentaron en las demás jurisdicciones del país”. Por último remarcó que “Si hay algo que se vuelve a definir es como se trabaja con los hechos, con la evidencia”.

Deane marcó la relevancia de observar “desde qué paradigma hablamos y hacia dónde nos dirigimos”. “Chaco no sólo tiene una legislación de avanzada, de las mejores del país en materia de juicio por jurados penal, sino también en lo que constituye una verdadera revolución, la ley de jurados en materia civil, con lo cual está liderando un proceso de transformación sobre la manera en que se administra justicia”, afirmó el especialista, quien luego realizó un pormenorizado análisis de los orígenes y el desarrollo del juicio por jurados. Habló de lo que establece la Constitución Nacional en relación con el juicio por jurados y reflexionó que “pese a este claro mandato no hemos podido desarrollar hasta hace pocos años sistemas juradistas”.

“Estamos ingresando en un nuevo paradigma de administración de Justicia que nos obliga a repensar muchas prácticas y lógicas que utilizábamos en el trabajo cotidiano a la luz del paradigma juradista,  que tiene sus lógicas, principios y reglas propias y hay que conocerlas para desenvolverse según sus exigencias”.

Cascio agregó que “dentro de esta nueva metodología trabajamos sobre algo clave: creemos que uno de los puntos esenciales del sistema de jurados es trabajar la audiencia preliminar (AP)”.  “La AP es similar a cómo está formulado el código.  Se hace con el control de la acusación”, definió y describió sus objetivos esenciales: “lograr que el juicio sea ágil y limpio (dinámico), no puede estar contaminado por impurezas;  es una audiencia en la que se define el eje de la controversia (qué se va a controvertir o debatir) y por otro lado cuáles son las evidencias que serán aceptadas para la demostración de cada una de las teorías del caso de cada parte. Las salidas alternativas. La duración del debate, la metodología en que se va a hacer. La duración del voir dire”.

Durante el transcurso del ateneo los capacitadores utilizaron el caso José Galarza para las prácticas de litigación.

 

capacitación juicio por jurados