Grillo expuso sobre “La medida anticautelar en el proceso ambiental”

Jul 6 2021
En la tercera Jornada de Derecho Ambiental

La jueza del Superior Tribunal de Justicia, Iride Isabel María Grillo, disertó en la tarde de este lunes en la tercera Jornada de Derecho Ambiental que coorganiza el Centro de Estudios Judiciales junto al Instituto de Derecho ambiental del Colegio de Abogados.

La actividad tuvo como destinatarios/as a integrantes del Poder Judicial, profesionales del derecho e interesados/as en el tema y fue moderada por Mariano Moro, Evelyn Miño y Germán Martínez.

Moro destacó la trayectoria de la expositora “una persona de gran formación jurídica, de valores personales sobresalientes y un compromiso con el debido ejercicio de los derechos y garantías constitucionales, la tutela judicial efectiva. Una luchadora por el Estado”.

Medidas cautelares

Grillo explicó que el “ambiental” no es un problema, es un tema y destacó la relevancia de su abordaje. Respecto del tema de la convocatoria, sostuvo “Me gusta hablar de ello como expresión genuina, precautoria, de adelantamiento de determinadas decisiones finales en un proceso de primera instancia, y revisables en otras instancias. No digamos en instancias jerárquicas, digamos otras instancias”.

Explicó que la Constitución “tutela, asegura y garantiza el ambiente”, y planteó la importancia de tres instancias claves: “el momento en que se toma la decisión política, administrativa, de gestión, o personal de no arrojar algo al río, no afectar el aire, cuidar la tierra”; luego cuando “el/la juez/a toma la decisión, en la ejecución o  monitoreo (porque de qué vale una sentencia que atravesó todas las instancias y no produjo los efectos en términos de eficacia o eficiencia); y por último “el compromiso, base del Estado constitucional y convencional de derecho. Sin controles y sin autocontrol no es posible una democracia participativa ni de la materia ambiental”.

Luego destacó la necesidad de “reconocer las nuevas relaciones sociales de poder sobre las cautelares”, al tiempo que aseveró la relevancia de “una ciudadanía exigente, activa, informada, que discuta al poder”.

“Las medidas cautelares son garantías constitucionales que nos aseguran, nos protegen, de manera individual y colectiva, en relación a la eficacia y realización real de nuestros derechos y libertades, a través de un proceso justo y con todas las garantías de revisión de un proceso judicial”, definió, y añadió: “Si tenemos diseñado un sistema jurídico que va a la vanguardia en nuestra provincia y nuestra patria -en relación a otros Estados- en materia de reconocimiento de derechos colectivos en los ámbitos constitucionales internos y convencionales internacionales, significa que esas herramientas que tenemos, que tienen validez, vigencia y eficacia, es nuestra responsabilidad emplearlas”.

“Cada juez/a que toma una decisión debe saber que esa decisión es provisoria, es revisable y cada abogado/a, cada ONG, cada justiciable, puede verse afectado en una cuestión vinculada al ambiente y hay derecho a accionar”, sostuvo.

“El primer círculo de garantías es el respeto a las normas; el segundo es la revisión de nuestras decisiones; y el tercero es recurrir al Poder Judicial como garantía de tutela judicial”, sintetizó. “El/la juez/a es responsable del monitoreo. Tutela judicial es acceso al Poder Judicial, a la sentencia y que esa sentencia se cumpla”, concluyó.