Concluyeron los talleres de inmediación y contradicción en audiencias por videoconferencia

Mar 26 2021
Dictados por Héctor Chayer

El tercer y último encuentro de esta actividad para jueces/as civiles y comerciales y de Paz letrados (que apliquen oralidad en los procesos en la provincia) se realizó en la tarde de este jueves, organizado por el Centro de Estudios Judiciales.

Casi cuarenta asistentes participaron de esta última instancia en la que el capacitador, Héctor Chayer, propuso resolver el interrogante sobre “¿Cómo garantizar la inmediación y la contradicción en las audiencias por videoconferencia?”, como conclusión de una actividad de capacitación de carácter dinámico, con continuo intercambio de participantes y efectivo trabajo grupal. 

Los encuentros tuvieron el objetivo de consolidar el rol del juez – y desarrollar las buenas prácticas en las audiencias orales- en virtud de la próxima implementación de las audiencias videograbadas, de modo tal de -a través de la inmediación y contradicción- garantizar el cumplimiento de la oralidad efectiva.

En el transcurso de los talleres se trabajó sobre la imagen del juez en la audiencia virtual, se evaluaron las cuestiones procesales que permiten gestionar un expediente electrónico y llevar adelante el proceso; y sobre las buenas prácticas en las audiencias orales, haciendo hincapié en el rol del juez como director del proceso. 

 

La audiencia en el CPCC del Chaco

En este último encuentro Chayer analizó artículos del código procesal civil y comercial del Chaco, en lo relativo a la toma de declaración de testigos por Videoconferencia, y se centró en la respuesta a cómo  mantener la oralidad efectiva. “Esto aplica para audiencias presenciales, grabadas, remotas, etc.”, aclaró.

Señaló además que lo elaborado durante el taller puede ser utilizado como insumo para el protocolo de buenas prácticas en las audiencias videograbadas sobre el que se está trabajando en Chaco.

Analizó el rol del juez y las partes en las audiencias, y aseguró que sus desempeños satisfactorios garantizan “la oralidad efectiva y la calidad de los procesos”.

Reflexionó sobre “¿Cómo tener un conflicto centrado en los hechos?”, al tiempo que afirmó que “el eje de la discusión en un conflicto civil, laboral, penal, son los hechos. Eventualmente puede haber una discrepancia sobre el derecho pero la oralidad se centra en los hechos”.

Enfatizó en las ventajas de la oralidad efectiva, las describió y sintetizó, así como hizo lo propio respecto de la inmediación y la contradicción. Garantizarlas, aseveró, constituye la garantía de una alta calidad en la oralidad.

Por último señaló el valor del rol del juez en la audiencia, como director del proceso. “Es al que aspiramos, el típico de la oralidad efectiva”, resumió, y ofreció algunas propuestas de buenas prácticas durante el desarrollo de las audiencias.

“La audiencia es lo más importante y tanto el juez como el abogado deben prepararse”, afirmó luego, para insistir “es crucial dos abogados y un juez bien entrenados (en la contradicción) en esta dinámica intensa de la oralidad”.