Debatieron sobre jueces y juezas con perspectiva al siglo XXI

Sep 16 2020
Recordaron a la jueza María Luisa Lucas y al fiscal Hugo Obregón
El Centro de Estudios Judiciales auspició esta actividad que organizó la Universidad de la Cuenca del Plata –sede Sáenz Peña- en el día de la magistratura Argentina, y que tuvo en el cierre como expositora  a la jueza del Superior Tribunal de Justicia, Emilia Valle.
 
Disertaciones
Luego del testimonio de estudiantes de la carrera de derecho, Ignacio Zarat acompañado por Silvina Suarez, coordinadora de la carrera de Abogacía de la UCP Sáenz Peña, presentó a José María González, decano de esa facultad, quien explicó que la actividad tuvo el objetivo de “propender a la formación de un abogado comprometido con el estado de derecho, con nuestro sistema republicano”, y que “si un abogado elige ser magistrado salga con las herramientas que lo comprometan para lograr el efectivo acceso a justicia”.
 
María Eugenia Barranco Cortés, docente de la universidad y jueza civil, expresó: “Hace tiempo que se habla de las distintas competencias transversales: conocimientos, habilidades, actitudes que deben tener los jueces para dar una respuesta oportuna, pronta eficaz”, y mencionó los avances que ya se implementaron en relación con la oralidad y la digitalización. “Es necesaria una adaptación, un cambio de mentalidad. Y en cuanto a los alumnos una formación con otra mentalidad”, sintetizó.
 
Marcelo Gauna, juez y docente, sostuvo: “Debemos tratar de cumplir con las exigencias, las idoneidades que nos reclaman para desempeñar mejor nuestro trabajo y recuperar la legitimidad del Poder Judicial”. Analizó luego pormenorizadamente las idoneidades que en este siglo se requieren a los Magistrados. 
 
Hilario Bistoletti, miembro titular del Consejo de la Magistratura, en representación de los abogados de la I Circunscripción, sostuvo, entre otras cosas, que la crisis de la pandemia “dejó en evidencia la idoneidad gerencial de muchos jueces y juezas, porque requirió la capacidad de salir de estas situaciones. Esto es de destacar”. 
 
Coincidió al respecto Diego Derewicky, Presidente de la Asociación de Magistrados y juez de cámara civil, quien detalló los avances del Poder Judicial chaqueño en cuestiones como “la modalidad de teletrabajo, el desarrollo de plataformas para la digitalización de escritos, la recepción de escritos digitales por correo electrónico, la realización de audiencias por medios digitales; la firma electrónica y la utilización de turnos online”.
 
El cierre
Emilia Valle, jueza del STJ y Presidenta del Consejo de la Magistratura, valoró que la iniciativa de la charla provenga de una institución formadora de abogados y abogadas “muchos de los cuales seguramente  ingresarán al Poder Judicial”.
 
Al referirse al estado social y democrático de derecho, señaló sus requisitos fundamentales: "la división de poderes, el imperio de la ley como expresión de la soberanía popular y la sujeción de los poderes públicos a la Constitución y al ordenamiento jurídico todo”. En ese marco, prosiguió, “El Poder Judicial cumple dos roles institucionales trascendentales: solucionar conflictos entre los ciudadanos y controlar los actos de los otros poderes. Y en este control, se transforma en garante de los derechos y libertades de las personas. Como dice la CIDH: el Poder Judicial es la primera línea de defensa de los Derechos humanos a nivel nacional”. “La vigencia de los derechos fundamentales supone un Poder Judicial fuertemente independiente e imparcial que garantice tutela judicial efectiva,  acceso a justicia, ejerciendo el control de constitucionalidad y convencionalidad que nos compete, más que nunca en este siglo XXI que es el siglo del Poder Judicial”, afirmó luego.
 
Mencionó la garantía de proximidad “en el sentido de lenguaje entendible, comprensible, sin tantos tecnicismos; en el sentido de empatía hacia las costumbres y la  cultura del justiciable, en el sentido de actuación  inclusiva, no discriminatoria”, y luego insistió “si no hay un Poder Judicial independiente e imparcial no hay República, no hay Constitución, no hay derechos individuales y no hay límites al ejercicio del Poder”.
 
Habló de los procesos de remoción y de selección de jueces. Respecto a estos últimos señaló “que deben estar regidos por los principios de transparencia, de publicidad, y el criterio rector debe ser  la idoneidad"  Idoneidad sicofísica, técnico-jurídica, jurisprudencial aplicativa, y ética, que nos lleva a pretender que sean designados los mejores jueces posibles en una sociedad determinada”.
 
“Esa ética  que nos impone entender que somos servidores públicos y que como contracara de los beneficios que otorga el ser juez, tenemos cargas y exigencias mayores a las de la ciudadanía común”, describió, al tiempo que marcó  la “alta responsabilidad que nos cabe a los Consejos de las Magistraturas para proponer los mejores, los más idóneos, los más capaces”, y que al constituirse en jurados de enjuiciamiento asumir la responsabilidad “de remover a quien viola la Constitución que antes juró defender”.
 
En otro tramo de su disertación, Valle recordó al fiscal Hugo Obregón y a la Dra. María Luisa Lucas, “y en ellos a tantos magistrados y magistradas que dignificaron la función judicial y a tantos abogados y abogadas que ya no están y han sido insustituibles colaboradores como auxiliares de la justicia”.
 
Finalizó con un reconocimiento “a los integrantes del Poder Judicial chaqueño, porque en estos tiempos difíciles, han estado más que a la altura de la circunstancias trabajando arduamente, en forma presencial o remota, asumiendo nuevos retos y desafíos, desplegando nuevas destrezas y habilidades para seguir cumpliendo con ese norte que nos guía que es tener una mejor justicia capaz de dar respuestas prontas a la ciudadanía”.