Realizaron charla sobre derecho humano del trabajo de personas con discapacidad

Sep 4 2020
Compartieron testimonios

El Centro de Estudios Judiciales organizó esta actividad que convocó más de un centenar de interesados, con la participación de representantes de organizaciones que trabajan en el tema y un grupo de empleados judiciales que ingresaron en virtud del cupo que prevé la incorporación de un cinco por ciento de personas con discapacidad, acompañados por  sus superiores.

“Debemos sentir la Justicia en términos de poder institucional, visualizado en un conjunto de personas que día a día con esfuerzos, errores, mucha paciencia, amor y entrega”, señaló la presidenta del Superior Tribunal de Justicia, Iride Isabel María Grillo en la apertura. Luego habló de los cambios posibles que la ciudadanía demanda. “Reconociendo el derecho a equivocarnos, lo importante es detenernos y pedir perdón por tantas veces que no pudimos”. Finalmente agradeció la presencia de todos los involucrados y valoró “el esfuerzo de cada día”. “No se cansen de exigirnos lo que debemos hacer mejor”, pidió.

Finalmente anunció la próxima realización de un concurso de ingreso al Poder Judicial para personas con discapacidad. “Es un trámite perfectible, mejorable, que por la pandemia no habíamos podido hacer, pero ahora está casi listo. Necesitamos que todos nos ayuden para que pueda salir bien”, concluyó.

Alicia Alcalá, Defensora General, destacó que el Poder Judicial “hace realmente efectivo el derecho de las personas con discapacidad a tener una fuente laboral con los concursos que ha realizado en todos estos años”.

 

Los participantes

Darío Nuñez, coordinador del CEFOL N°41, se refirió a la formación laboral integral para el nuevo mundo del trabajo. Propuso “pensar la educación con una perspectiva de inclusión y un marco lógico que nos acerque a la puesta en valor de lo que establece la convención para las personas con discapacidad”.

Maria Orue, en representación del IPRODICH, habló sobre Políticas de Inclusión Laboral. Informó que el Poder Ejecutivo conformó una comisión para la igualdad de oportunidades  para relevar cuántas personas con discapacidad se desempeñan laboralmente en la administración pública. “En función del relevamiento vamos a definir cuáles son los cupos laborales con que vamos a  trabajar en cada jurisdicción”, reveló.

Luego, Silvana Pérez, secretaria de DDHH y género señaló: “Sé que el Poder Judicial tiene un trabajo interesantísimo en el proceso de inclusión. Sé lo que significa el acceso a estos derechos que sin duda son derechos humanos”.

Amalia Dolinsky, de la Fundación Cabildo, habló sobre “Habilidades y competencias para el empleo”, según lo establece el artículo 27 de la convención de derechos de personas con discapacidad”.

 

La experiencia

Néstor Aponte, trabaja desde hace más de tres años en la fiscalía de investigación Nº 1 de Villa Ángela. “Si bien uno tiene la expectativa de trabajar, llega a un lugar con una dinámica propia. Mis compañeros fueron muy solidarios, esto es de gran importancia”, confió.

Yanina Vera, del Juzgado de NNA Nº 3 sostuvo: “Me encanta el trabajo que puedo hacer, me agrega virtud como persona. Eso es fundamental; el desarrollo que podamos tener como persona en el ámbito laboral”. El juez Juan Pablo Lubary, su jefe, valoró de Vera que “es excelente en el trabajo que se le encomendó”, y agradeció al Superior Tribunal de Justicia, las remodelaciones edilicias realizadas para brindar comodidad a esta trabajadora.

Pablo Biglia, trabaja en la mesa de entradas del Juzgado de Faltas de Sáenz Peña. “Me recibieron de una manera muy cálida, cordial. Desde el primer momento me sentí incluido, me adapté rápido. Estoy feliz por el lugar en que me toca trabajar y mis compañeros”, afirmó. Su jefa, Celia Altamiranda, jueza de Faltas de Sáenz Peña, lo definió como una persona muy capaz y que se integró rápidamente a su entorno. “Celebro que el Poder Judicial tenga estos espacios. Creo que hay que bregar por más cupo inclusivo dentro del Poder Judicial”, sostuvo luego.

Anibal Barchuck, de la Dirección General de Administración del Poder Judicial, señaló que “El trabajo dignifica a la persona. Nos posiciona en la sociedad y nos pone en un punto de vista de partícipe y cooperador”. “Es fundamental la comunicación y la integración. La persona con discapacidad tiene que estar dispuesta a decir para qué es útil. Nos tenemos que hacer conocer para poder ser útiles en el trabajo”, añadió luego.

Analía Espinosa atiende a personas con discapacidad en la Mesa Atención a la Víctima y la Ciudadanía, desde hace once años. “Fui de las primeras personas con discapacidad que ingresó al Poder Judicial. Sentí la satisfacción de ver que el artículo de la ley que habla sobre el cupo laboral para las personas con discapacidad, del 5 por ciento, no es una letra muerta. Al menos en el Poder Judicial se cumple”, afirmó.

Marisa X, secretaria del Juzgado de NAF de Castelli, destacó que siempre se sintió integrada en su lugar de trabajo. La acompañó en el testimonio el juez Gonzalo García Veritá. “Marisa es una persona extraordinaria, fuera de lo común, comprometida; que me ha enseñado mucho más de inclusión que muchos manuales de Derechos Humanos”, aseguró. “Quiero reivindicar la existencia del cupo. Sólo a través de estos recursos jurídicos es posible que avancemos. Esta medida afirmativa ha permitido verdaderas dinámicas pedagógicas de inclusión”, subrayó luego y añadió “la inclusión de los pueblos indígenas también a través de medidas afirmativas”.

Por último, Nelson Mussín, inspector de Justicia de Paz y Faltas, destacó que “quienes empezaron a visibilizar esto nos empujaron con su conducta a que nos sintiéramos parte”.

 

capacitación CEJ