Se realizó taller para notificadores de Juicio por Jurados

Jun 24 2020
Con docentes de INECIP y la participación de toda la provincia

 La actividad – que se realizó a través de la plataforma google Meet- fue organizada por el Centro de Estudios Judiciales con la Oficina de Juicio por Jurados del Superior Tribunal de Justicia, por iniciativa del Instituto de Estudios Comparados en ciencias Penales y Sociales –INECIP-.

La charla concitó el interés de 140 participantes de las seis circunscripciones judiciales: oficiales de justicia, jefes de oficinas de mandamientos; jueces, secretarios, y oficiales notificadores de la justicia de paz de toda la provincia.

Emilia Valle, jueza del Superior Tribunal de Justicia, acompañó la actividad que tuvo como capacitadora a Aldana Romano, directora ejecutiva de INECIP, junto a los integrantes de la Oficina de Juicio por Jurados del STJ y Rosario Augé, secretaria coordinadora del CEJ.

La experiencia de Resistencia

Valle reveló cómo fue en Resistencia la tarea de notificación –de la que participó junto con otros funcionarios- a los potenciales jurados que participarían del primer juicio por jurados que se realizó en la provincia. “Pensé encontrarme con resistencias y gratamente me sorprendió que fuimos muy bien recibidos, tenían conocimiento de qué se trataba. Ese contacto cara a cara nos permitió evacuar dudas, inquietudes en un lenguaje sencillo”, comentó, al tiempo que reflexionó: “Si queremos que se confié en el sistema de justicia, tenemos que lograr que estos jueces de los hechos, la ciudadanía, confíe en el sistema y quieran participar”.

Enfatizó el valor del notificador como “primer eslabón” clave y comentó que la provincia de Córdoba imitó esta exitosa modalidad de notificación que adoptó el STJ.

Luego agradeció a INECIP por “la generosidad con que dedican su tiempo y que siempre nos acompañan en este proceso”. También al CEJ y a la Oficina de Juicio por Jurados, y a “todos los participantes que han demostrado verdadero compromiso, vocación y mucho interés”. A continuación reflexionó: “acá se ha destacado al sorteo como acto público de tremenda relevancia porque hace a la legitimidad del jurado, pero después viene la función central de ese primer contacto de quienes notifican a los sorteados, a esos potenciales jurados. Es central y decisiva la función que todos los notificadores cumplen. Tengamos presente que estamos hablando de más república, más democracia, de la voz del pueblo en la administración de Justicia. En estos tiempos difíciles les agradezco enormemente este esfuerzo que hacen”, afirmó Valle, y adelantó que próximamente se realizarán talleres desde la Oficina de Juicio por Jurados. “Queremos avanzar en la capacitación para que estén fuertemente preparados para participar y acompañarnos. Gracias a todos y todas”, concluyó.

 

La charla

Luego de agradecer al STJ y a Valle “por confiar en nosotros para acompañarlos”, Romano explicó el ABC de la tarea de notificar a los posibles jurados y aseguró que quien se ocupe de hacerlo  es “el personal más importante para esta tarea tan clave y trascendental”.

Ofreció un detalle pormenorizado sobre el sistema de juicio por jurados en Chaco, al que calificó de clásico y conformado por doce jurados populares, seis mujeres y seis hombres, que son los “responsables de decidir si el imputado es culpable o no”.

Además de aclarar que esta decisión del jurado popular se toma por unanimidad, Romano, insistió respecto de que “el trabajo que van  a llevar adelante es central”.

Explicó que anualmente se realiza un sorteo para conformar un listado anual de posibles jurados, y que esta es la característica principal del juicio por jurados para garantizar la legitimidad y la imparcialidad del sistema.

La notificación “no es solamente un paso administrativo. Es tan importante que si no se hace bien puede poner en riesgo el sistema”, aseguró la capacitadora.

Luego detalló el trabajo realizado con el padrón electoral y, sobre su depuración, afirmó: “ha sido un gran logro de Chaco”. Sobre este mecanismo comentó que la provincia de Buenos Aires “está mirando si puede copiar a Chaco para mejorar su desempeño”.

Explicó que luego del sorteo “viene el momento más importante”, que es el de “contactar a los jurados y enviarles la declaración jurada (que van a tener a cargo los notificadores)”.

Luego valoró la iniciativa llevada a cabo por el STJ cuando se realizó la primera experiencia de juicio por jurados en Resistencia. “La decisión que tomó el STJ fue inédita: decidieron los propios funcionarios del Poder Judicial salir a notificar ellos mismos casa por casa”.

A lo largo de la charla Romano enfatizó acerca de la importancia de ese primer contacto con el vecino, al notificarle sobre su carácter de potencial jurado popular. “Esta posibilidad de contactarnos con la ciudadanía tiene que ser próxima, informal, con un lenguaje ameno”.

“El juicio por jurados ofrece una oportunidad única. Es lograr acercar a la ciudadanía. Una vez que participa de estos juicios, tiene una opinión muchísimo mejor del sistema de Justicia; entiende por qué los jueces toman la decisión que toman, su dificultad, y mejora la imagen del Poder Judicial”, reflexionó. “Ser jurado popular es un derecho de la ciudadanía, y nosotros tenemos que garantizarlo”, concluyó la docente.