Juraron 28 nuevos abogados

Dic 11 2019
En el STJ

La presidenta del Superior Tribunal de Justicia Emilia Valle tomó juramento a 28 abogados. El acto se realizó en el Salón Auditorio  y contó con la presencia los ministros Iride Isabel Grillo y Rolando Toledo; el procurador general, Jorge Canteros y la defensora general, Alicia Alcalá.

Los abogados que juraron fueron: Acevedo Guillermo Ramón; Báez  Laura Belén; Bardiuk Rocío Ivana; Bargas Juan Carlos; Caballero Adriana Noelia; Díaz Cortez Eugenia; Escalante María Sol; Espindola Miguel Ángel;  Ezquivela Alberto Manuel; Fernandez Navarro Solange Antonella; Gay Nadia Florencia; Gómez Yordanovich Francis Nahuel; González           Mónica Daniela Eliana; Ibáñez Gilabert Gabriela Stefanía; Lesiuv Diamela Chantal; López Tito Reyes; Montenegro Elsa Nabil; Monzón Maria Elena; Morales Buksa Marcelo Maximiliano; Pérez Schmutzler Marianna Loren; Rodríguez Walter Guillermo; Romano         Katherina Cristal; Scheider Sergio Daniel; Tusman María Verónica; Velazco       Romina Gabriela; Vera Leonardo Germán; Wucherer Nadia María de los Ángeles y X Johana Evelin.

Los integrantes del STJ felicitaron a los nuevos profesionales que prestaron juramento y los instaron “a abogar sin descanso por la plena vigencia de los derechos fundamentales y las libertades públicas, propios de  un Estado Social y Democrático de Derecho en tránsito hacia un Estado de Justicia. Ello hace esencialmente a la misión del Poder Judicial, pero juegan un papel central los abogados y abogadas como auxiliares de la justicia y como inestimables colaboradores para alcanzar la paz social y construir una sociedad mejor, más equitativa, más inclusiva y más justa.

Debiendo los ideales de Juan Bautista Alberdi, ejemplo de virtudes republicanas y democráticas, servirles de inspiración y guía para revalidar el compromiso de lucha por el imperio del derecho, la justicia, la libertad  y la igualdad. Ustedes, son actores necesarios de esta ansiada organización republicana y tienen en sus manos la defensa de los valores esenciales de la misma, el resguardo constante de los principios básicos y la defensa irrestricta de los derechos y garantías consagrados en la Constitución.

Recordando siempre que ser Abogado o Abogada es una distinción pero también un compromiso y una responsabilidad que compele a ejercer la profesión con rectitud, honestidad, lealtad, eficiencia y ética profesional.

Por último, deseándoles éxito, recordar juntos, como reflexión, las sabias palabras del maestro Couture, en su octavo Mandamiento: Ten fe en el derecho, como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la justicia como el destino normal del derecho, en la paz como sustitutivo bondadoso de la justicia y sobre todo, ten fe en la libertad, sin la cual no hay derecho, ni justicia ni paz.

 

juramento de abogados