El juez Juan Pablo Lubary declaró la inconstitucionalidad de oficio de la “remisión” del régimen penal juvenil del Chaco

Mayo 30 2019
Artículo remitido por el Juzgado de Niñez, Adolescencia y Familia Nº 3

El Juzgado de Niñez, Adolescencia y Familia Nº 3 (fuero penal) declaró de oficio la inconstitucionalidad del instituto de remisión en el Régimen Penal Juvenil (artículo 41 de la ley Nº 2951-N).

El supuesto encubrimiento ocurrió hace cinco años y el presunto damnificado recuperó la notebook sustraída ese mismo día. En consecuencia, no deseó ningún tipo de resarcimiento y la fiscalía renunció a la persecución penal del hecho.

En el fallo, el juez Juan Pablo Lubary destacó que el principio de inocencia (artículo 18 de la Constitución Nacional) “impide la imposición de sanciones y restricciones al imputado, ya que la desjudicialización mediante la remisión no exige una afirmación de culpabilidad o inocencia. Por este motivo “¿A mérito de que se le exigiría a una persona inocente la realización de determinadas pautas de conducta, reparación o inclusión en un determinado programa cuando ello no surja necesario?”.

Lubary agregó que “existen dos clases de remisión y no una como afirma la ley procesal local: ‘con derivación’ y ‘sin derivación’” y que “la Ley Nº 2951-N no solo exige arbitrariamente que la remisión sea "con derivación", apartándose sustancialmente del texto jurídico internacional, sino que además establece requisitos que tornarían al mismo inaplicable, vulnerando el acceso a la Justicia y contrario a la saludable ‘praxis jurídica’ que impera en los juzgados de niñez, adolescencia y familia”.

En otra parte de su resolución sostuvo la figura “remisión” (por la cual la ley procesal local exige que se le impongan a una persona inocente ‘pautas de conducta’, ‘derivación’ o ‘reparación del daño’) entra en directa colisión con el verdadero Instituto ya que excluye los supuestos en donde no sea necesaria ninguna intervención del Estado, algo bastante frecuente”.

Agregó que la normativa local hace caso omiso del Comentario de la Regla Nº 11 de Beijing que dice textualmente: “En muchos casos la no intervención sería la mejor respuesta. Por ello la remisión desde el comienzo y sin envío a servicios sustitutorios (sociales) puede constituir la respuesta óptima”. El comentario de la Regla Nº 11 “resulta por demás elocuente y aplicable al caso de autos cuando agrega: ‘Así sucede especialmente cuando el delito no tiene un carácter grave...’”, completó.

Asimismo consideró que una vez que el estado chaqueño renuncia a su voluntad de perseguir penalmente mediante la adopción de un mecanismo de desjudicialización, “la ultra actividad de la actuación penal debe resultar vedada por las garantías y principios constitucionales, más allá de lo establecido por una ley procesal local”.

“El eventual cierre del proceso no puede encontrarse siempre e ineludiblemente condicionado al cumplimiento de pautas y medidas socio educativas vinculadas a la situación del otrora adolescente cuando ellas no lo ameriten en el caso concreto y además no correspondan con la naturaleza del instituto de la remisión”, agregó.

Finalmente dijo que “carecen de toda lógica y fundamento aparente las restricciones impuestas por el art. 41 de la Ley Nº 2951-N, se aparta del texto de la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales (Reglas de Beijing, CDN, DDHH, Convención Americana sobre Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos) al violentar el principio de igualdad ante la ley que figura en el artículo 16 de nuestra Carta Magna y el derecho fundamental a una tutela judicial efectiva del justiciable (artículos 18 y 75 inciso 22 de la Constitución Nacional), correspondiendo por lo tanto declarar de oficio su inconstitucionalidad”.

 

 

 

Juzgado de NiñezAdolescencia y Familia Nº 3