“El nuevo código procesal ha cambiado mucho porque el derecho de fondo es distinto”

Mayo 7 2019
 
 
La doctora en Derecho de la UBA e investigadora de Conicet, Marisa Herrera, se encuentra en la provincia para participar de una Conferencia Magistral en Villa Ángela denominada “El derecho de familias en acto: Conflictos y tensiones más actuales en la jurisprudencia de hoy”. Al respecto, explicó que el objetivo de la actividad es “aprovechar no sólo para hablar del código procesal sino que, como Chaco es una de las primeras provincias en adaptarlo al derecho de fondo, después de la reforma del código civil y comercial que ha cambiado tantas cosas en cuanto al derecho de familia, infancia y adolescencia, plantear cuáles son los hitos jurisprudenciales de estos primeros meses del año que realmente marcan y que nos ponen en una tensión de hasta qué punto nuestros códigos, nuestras miradas e interpretaciones están preparados para abordar problemáticas cada vez más complejas”. 
Herrera fue integrante del equipo de redacción del Código Civil y Comercial en temas de familia, infancia y adolescencia, entre otros. Además, hace un par de meses analizó el nuevo Código Procesal de Niñez, Adolescencia y Familia, recientemente aplicado en la provincia del Chaco en una jornada que tuvo una importante repercusión.
En tal sentido, señaló que la idea de la capacitación es analizar los últimos fallos actualizados para debatir sobre los conflictos “para darnos cuenta cómo esas normas se corresponden a la realidad familiar, porque el texto escrito es muy rígido, entonces es importante ver cómo miramos las leyes. Esa es la idea”. 
A su vez, destacó que “el nuevo código ha cambiado mucho porque el derecho de fondo es totalmente distinto. En estos fallos que voy a presentar hay temas de identidad de género, del abogado del niño, con temas como la reproducción asistida, por ejemplo. Porque también hay que analizar los temas desde una mirada transversal en la que no sólo se ven las cuestiones de cobertura médica, sino qué pasa con los embriones, con la criopreservación, si son personas o no. Hay que interpretarlos a la luz de la convención de los derechos humanos, en función de cuáles son los silencios normativos que tenemos que llenar o complementar”. 
 
Base jurídica
Herrera agregó: “Tenemos una Constitución Nacional que ha sido pionera en incorporar tratados internacionales. Y eso obliga a los organismos que interpretan esas convenciones a conocerlos y a manejarlos porque van sacando jurisprudencia de manera dinámica también y porque forman parte de nuestro corpus iuris, de nuestro basamento jurídico a la hora de analizar y resolver conflictos judiciales”. 
Por eso, la especialista explicó que la propuesta para debatir es “ir saltando de tema en tema, pero sobre todo los temas más conflictivos de este año para ver hasta qué punto se fue modificando la aplicación de la norma. Empezar a preguntarnos y a movilizar nuestros prejuicios, porque en definitiva uno siempre trata de responder por sus conocimientos, sus ideas”. 
 
Derecho y género
Con respecto a las nuevas legislaciones que aplican directa o indirectamente a las normas referidas a la niñez, adolescencia y familia, como por ejemplo las leyes Micaela o Brisa, destacó que “tienen nombre de mujeres, como una forma de que las leyes también reparen la violación de derechos. La Ley Micaela ha sido una propuesta de una legisladora nacional chaqueña, y cuando hicimos ese proyecto pensamos en lo bueno de poder sacar del dolor algo positivo. Su papá no tuvo nunca una mirada de penalizar o de venganza sino que ese dolor lo reconstruyó en una ley preventiva que implica la capacitación en género para todas las dependencias públicas. Por eso creo que es una gran apuesta que se hace desde acá para que realmente la capacitación llegue a todos los lugares. Por eso también es un placer estar en Villa Ángela”, concluyó Herrera. 
Marisa Herrera, especialista en Niñez, Adolescencia y Familia