Fiscales detallaron avances en la investigación a exfuncionarios provinciales

Mar 16 2018
Procuración General
Durante una conferencia realizada en la sede del Ministerio Público Fiscal fueron brindados detalles de los motivos por lo cual el equipo de fiscales de la justicia provincial ordenó la detención del exsecretario general de la Gobernación, Horacio Rey; el exsubsecretario de Comercio, Roberto Lugo; la secretaria privada del gobernador, Susana Fernández y el titular de la Unidad Ejecutora Chaco Construye, Ismael Fernández. 
 
A ellos se les imputaron los delitos de: violación de los deberes, malversación de caudales públicos y tráfico de influencias. Estos son considerados de tipo “precedentes”, de competencia provincial, y constituyen una derivación de la causa por evasión y lavado de activos llevada adelante por el fuero federal. Los cuatro estarían prestando, el lunes de la próxima semana, declaración de imputados en sede fiscal.
 
Al frente del diálogo con los medios de comunicación estuvieron: el procurador general, Jorge Canteros; el adjunto, Miguel Fonteina; el director de la Oficina de Política Criminal, Mirbel Valussi y los miembros del equipo fiscal constituido especialmente para la ocasión: la fiscal de cámara Graciela Griffith Barreto, y los de investigación: Lucio Otero y Nélida Villalba.
 
“Total colaboración” 
Posteriormente el Procurador General resaltó que “el gobernador Domingo Peppo abrió las puertas de la casa de gobierno a los fiscales. En dos días juntaron documentación que muchas veces cuesta meses conseguir. Hubo una enorme colaboración desde las órdenes impartidas por el gobernador y por el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Daniel Capitanich, mientras duró la ausencia del primero”.
 
Valoró también “la enorme colaboración de investigaciones complejas que, en menos de 20 horas, detuvo a las cuatro personas sobre las que pesaba orden de detención”.
 
Garantías constitucionales
“Tenemos un enorme respeto por las garantías constitucionales y presumimos la inocencia de la gente involucrada”, añadió Canteros, e indicó: “solamente que, por los lugares que ocupan, que pueden entorpecer la investigación (hasta hace poco eran funcionarios públicos) los fiscales ordenaron la detención”.
 
Procuración General