Autopsia determinó que el menor U.A.A. falleció por lesiones internas y no tenía signos de abuso

Jun 16 2017
Informe de la Procuración General
La Procuración General informa que la autopsia realizada al menor U.A.A. por el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses determinó que su deceso fue ocasionado por “shock hipovolémico por hemorragia severa intraabdominal” y que no tenía signos de abuso.
 
Así lo comunicó la fiscal de investigación N° 9, Daniela Meiriño, al procurador general Jorge Canteros, recordándole que aguarda el envío, por parte del área Biología Molecular del IMCiF, de la pericia genética para acreditar el vínculo de paternidad entre la víctima, U.A.A, y el victimario, Claudio Alejandro Soto.
Meiriño indicó que continúa con las tareas de investigación, incluyendo lo relativo a la conducta de la progenitora del menor respecto al hecho investigado.
 
Recuerdo de las acciones
Desde el fallecimiento del menor, el 15 de mayo, el equipo fiscal N° 9 tomó declaraciones testimoniales a vecinos, familiares, la médica de guarda del Centro de Salud de Villa Río Negro (denunciante en la causa), el director y la enfermera de guardia de dicho establecimiento, médicos del Centro de Salud del Barrio Mapic, a la directora del IMCiF, Gabriela Lamparelli, y a una menor mediante el sistema de Cámara Gesell.
 
La investigación incorporó la historia clínica de U.A.A y el informe final de autopsia elaborado por la titular del IMCiF.
 
Claudio Soto se abstuvo de declarar como imputado en dos oportunidades: el 18 de mayo y 5 de junio por el delito de “homicidio agravado por el vínculo" (artículo 80, inciso 1 del Código Penal).
 
Actualmente resta que el 23 de junio se resuelva el planteo de oposición que la defensa formuló contra la prisión preventiva decretada para Soto el 5 del presente mes.
 
Procuración GeneralEquipo Fiscal Nº 9