Pacificar y mediar, el rol de la justicia de paz y faltas - Infojus 87

Mayo 23 2017
Por: Isabel Strizik (Juez de paz y faltas de Pampa del Infierno
e integrante de la Entidad de Magistrados y Funcionarios de la Justicia de Paz y Faltas del Chaco)
La justicia de paz administra justicia distinta a la de los fueros de la gran urbe. Procuramos resolver controversias en la comunidad, buscando la convivencia pacífica entre los ciudadanos, teniendo como objetivo agotar la conciliación y el acuerdo entre las partes. Es un órgano judicial con jurisdicción en el ámbito local cuando no existe un juzgado de otras instancias.  
 
Es una justicia informal cuyo sustento es la conciliación, el dialogo, el sentido común y el apego a la justicia como valor, acerándola al ciudadano y volviéndola más confiable. En suma, se trata de afianzarla en nuestra comunidad.
 
Principalmente buscamos que los conflictos sometidos a nuestra competencia sean solucionados mediante la conciliación entre las partes, según reglas de equidad.   
 
¿Qué hace la justicia de paz?
Al ser de paz y faltas tiene competencia en dos ámbitos importantes: 
1. Por un lado, a partir de las recientes reformas  de la ley orgánica 7.341, fue establecido un régimen más accesible para el justiciable y los profesionales;  mejorando el servicio de justicia, a la vez que se brinda respuesta a las necesidades de la población de las localidades más alejadas del interior chaqueño.
Según lo prescripto por el artículo 12 de esta ley,  tiene competencia en cuestiones de familia, sucesiones, desalojos, juicios ejecutivos, informaciones sumarias y como amigables componedores entre tantas otras. También queda a su cargo cuestiones de violencia de género, una problemática muy sensible que es trabajada de manera articulada con otros organismos jurisdiccionales y no jurisdiccionales del Poder Judicial y, también, el Poder Ejecutivo. 
 
De esta manera, el juez de paz toma intervención en: régimen comunicacional y alimentos,  vista a la asesora del menor de la Jurisdicción  previa a homologación de los mismos;  medidas cautelares por violencia de género e informes al juzgado de familia e instalación del botón antipático que se tramita ante el Ministerio de Justicia, coordinado con la Policía de la Mujer.
 
2. Por otra parte, en el ámbito contravencional: así el código de faltas provincial (ley 4.209) asigna una responsabilidad importante en la problemática en casos muy candentes mediante la aplicación del artículo 61, por violencia de género y doméstica; las medidas cautelares para los casos del primer grupo y la aplicación de la ley 26.485 en coincidencia con la ley orgánica de justica de paz. 
 
Asimismo quedan bajo su competencia los controles de nocturnidad, teniendo en cuenta la importancia de estos en cuanto al consumo de alcohol y permanencia de menores en locales bailables; así como las inspecciones de tránsito en aquellas localidades donde no existe el juzgado de faltas municipal.
 
Mejoramiento constante
Entre las actividades más destacadas la justicia de paz asistió al encuentro internacional  del fuero realizado en Tucumán el año pasado. Fue una buena oportunidad de comparar el trabajo con pares nacionales e internacionales. En cada una de las comisiones quedó plasmado el trabajo organizado de que desarrollamos en el Chaco.
 
Otro aspecto  fundamental para el desarrollo permanente son los plenarios que reúnen a jueces de toda la provincia, Inspectoría de Justicia de paz y los ministros del Superior Tribunal de Justicia. En estos encuentros se analizan temas relevantes de índole organizativa, aúnan criterios y diagraman actividades en todas las circunscripciones. Al mismo tiempo son contemplados temas como la modificación del código procesal civil y comercial y su implicancia en la justicia de paz y aspectos del ámbito contravencional.
 
En algunas ocasiones tienen lugar reuniones con los fiscales y el procurador general en cuestiones que deben coordinarse actividades, sobre todo referidas a violencia de género. 
 
También es muy importante destacar el acompañamiento del Superior Tribunal de Justicia en toda actividad académica, organizativa y jurisdiccional, como también en cuanto a las ampliaciones  y refacciones de los juzgados del interior, brindando condiciones edilicias adecuadas para el trabajo del personal y la atención al justiciable, a fin de que expongan sus desavenencias en un ámbito privado, brindándole un trato digno. 
 
Trabajos y competencias poco recordados
Los jueces de paz son jueces electorales. Es decir, tienen competencia electoral como primera justicia en las elecciones locales. 
 
También poseen estrecha relación en cuestiones colaborativas con los juzgados de ejecución penal, en lo que hace al control de las salidas transitorias, contacto cotidiano con la Unidad de Protección Integral (UPI), notificando de los menores en riesgo de la comunidad y acercando información para el seguimiento de los casos.  
 
A su vez tiene muy presente al sector más vulnerable de la población y la diversidad cultural. De manera simple, clara y precisa llega a los vecinos y asegura las garantías constitucionales del ciudadano, hasta en los lugares más recónditos del Chaco, puesto que en cada localidad se encuentra un juzgado de paz. 
Es también la que respeta la diversidad cultural y designa a un traductor-intérprete en los casos en que el justiciable pertenezca a comunidades originarias y no comprenda el lenguaje castellano. 
 
En estos tiempos, nuestro fuero creció de manera importante, tanto en competencia, número de empleados y mejoramiento de edificios, lo que resulta en una mejor atención destinada a resguardar (nada más y nada menos) los derechos constitucionales de nuestros compueblanos, con la gran responsabilidad que conlleva representar al Poder Judicial en nuestras localidades. Así actuamos, afianzando la justicia como valor, valorando al justiciable y teniendo como herramienta fundamental la custodia de  la Constitución. 
 

 

Isabel Strizik