Realizaron audiencia pública para elección del juez del STJ

Mar 31 2014
En el CEJ
Los candidatos respondieron preguntas durante casi 13 horas.
Se realizó la audiencia pública en el marco del concurso para la selección del nuevo juez del Superior Tribunal de Justicia del Chaco. Se realizó en el Salón de Usos Múltiples del Centro de Estudios Judiciales, ubicado en Juan B. Justo Nº 42, donde estuvieron presentes los consejeros Oscar Olivieri (presidente), Emilia Valle (vicepresidente), Rolando Toledo, Lidia Cáceres, Darío Bacileff Ivanoff, Cecilia Baroni y Carim Peche.
 
Además de los postulantes a cubrir el cargo, ellos son: Mariano Sebastián Moro; Víctor Del Río; Luis Antonio Martínez; Jorge Canteros; Juan Chaquires;  Iride Isabel Grillo, Rodolfo Passenheim, María Denogens y Rubén Esquivel. 
 
En una primera etapa, casi 39 de los 215 inscriptos, realizaron preguntas a los candidatos, quienes tuvieron cinco minutos para responderlas. Así, por ejemplo, se consultó a todos sobre el ejercicio del control interno en el Poder Judicial.
 
Al respecto, Grillo indicó que el control debe ejercerse con “justicia y equidad” pero que además tiene que haber autocontrol. Mientras que Martínez recalcó que “la fiscalización es necesaria”.
 
A su turno Chaquires dijo: “el STJ tiene que estar controlado por la sociedad” y agregó que debe interactuar como miembro del Estado. Canteros opinó que el sistema de control previsto cuenta con garantías y debido proceso, y controla además a los organismos inferiores. Del Río propuso auditorías internas que permitan mejorar la gestión, y externas donde participen abogados. En tanto Denogens señaló que hay que modificar el reglamento y tener presente la independencia del STJ de cara a la sociedad. Por su parte Moro afirmó que tiene que hacerse en forma “orgánica e institucional”. Mientras que para Esquivel “hay que profundizar la función de control” ya que el Poder Judicial tiene competencia para resolver conflictos. Finalmente, Passenheim también propuso una auditoría o gestión externa porque el control interno ya está previsto en las leyes y reglamento. 
 
Además el diputado por el Frente Grande, Daniel Trabalón, impugnó las postulaciones de Martínez y Chaquires. Posteriormente felicitó a los consejeros por el modo en que se ha desarrollado cada instancia del concurso.
 
Uno de los participantes, Enrique Enríquez, pidió a quien resulte seleccionado que actúe con honradez y agregó: “ser político no es delito. Lo que no debe ocurrir es que el partidismo empañe la función de juez”.
 
En tanto a Chaquires se le preguntó sobre la postura respecto a que los trabajadores participen en las ganancias de las empresas de gran facturación, y sobre la publicidad y transparencia que tuvo el proceso de selección de juez del Superior. 
 
A su turno Hilario Bistoletti, en representación del Consejo de Abogados de Resistencia, felicitó al Consejo de la Magistratura por la forma en que se llevó a cabo el proceso. Además preguntó a los candidatos si modificarían algo de la actual ley sobre el concurso para ministro del Superior Tribunal.
 
Algunas de las preguntas que se les hicieron a los candidatos fueron la posición respecto al conflicto salarial; el nuevo diseño organización y su implementación en el resto de la provincia, juicios laborales, opinión sobre el anteproyecto de reforma del Código Penal, postura que tendrán respecto a que los abogados puedan integrar las mesas de examen de ingreso para secretario de juzgado. 
 
Además se les consultó si están de acuerdo con que los abogados en ejercicio libre de la profesión queden afuera de la Escuela Judicial (sobre la cual hay un proyecto de ley para su creación) y si ven con buenos ojos que dependa del Consejo de la Magistratura y no del STJ. También cómo mejorar el acceso al servicio de justicia a mujeres, indígenas y personas con capacidades diferentes.
 
También se les preguntó en sentido de si fuera designado juez qué políticas activas desarrollaría en materia de derechos humanos para personas en contexto de encierro, víctimas de violencia institucional y de género. Otro de los temas fue el funcionamiento y alcance de la justicia de paz y faltas. Además sobre si estaban o no a favor de un código de ética judicial.
 
Finalmente se leyeron notas de distintas asociaciones que remitieron apoyos para distintos candidatos.
 
Participación ciudadana
Los inscriptos que hicieron uso de la palabra o realizaron preguntas por escrito  fueron: Jorge Albrecht, Mariana Forlín, Alicia Norniella, Andrés García, Miguel De Paoli (por la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco), Rubén Romero, Miguel Aranda (por el Colegio de Abogados y Procuradores de la 1º circunscripción), Diego Rosales, Norberto Pachecoy, Julio Laluf, Cristina Meandri, Rubén Serruya, María Alemís Donato, Miguel Conde Olgado, Gabriela Tomljenovic, Miguel Khairallah, Teresa Cubells, Omar Darío Camors, Horacio Romero, Gabriela Gladis Sosa, Julia Visconti, Graciela Bergallo, Valeria Romero, Daniel Trabalón, Héctor Moors, María Rosa Vargas, Marcelo Domínguez, Enrique Enríquez, Miguel Mijaluk, Leandro Arrudi, Santa Cruz Toledo, Jorge Wozniczka, Hilario Bistoletti (por el Consejo Profesional de Abogados y Procuradores de primera la circunscripción), Sonia Seba (también por el Consejo de Abogados), Juan Cesar Penchansky (por el Comité Provincial de Prevención de la Tortura), Mario Bosch (también por el Comité Provincial de Prevención de la Tortura), Carlos Guido Leúnda, Isabel Strizick, Edith Diacoluca, Gustavo Serrano (presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios Judiciales) y Carlos Pignata (presidente del Colegio de Abogados de la Tercera Circunscripción).