Homenajearon a la ministra Lucas

Mar 27 2014
Actividades en el mes de la mujer
La jueza del STJ homenajeada ayer.
Con la nutrida presencia de magistrados de justicia de paz y faltas, funcionarios y empleados judiciales, además de allegados y público en general, se realizó anoche un homenaje a la ministra del Superior Tribunal de Justicia, María Luisa Lucas, en el marco del ciclo de testimoniales por el mes de la mujer, que se lleva a cabo en la Librería 8 de Marzo.
 
La presentación y organización del evento, que fue declarado de interés legislativo por la Cámara de Diputados del Chaco,  estuvo a cargo de Mariela Guerra, asesora de Jorge Capitanich, jefe de gabinete nacional, quien, según consignó Guerra, auspició y alentó el homenaje a la Dra. Lucas. 
 
Sandra Saidman, jueza de Faltas de Barranqueras, se refirió a la trayectoria de la ministra: “Es una mujer de avanzada y para nosotros es un orgullo tenerla en el Poder Judicial y que nos haya abierto el camino a tantas mujeres que la respetamos, la admiramos,  pero sobre todo la queremos mucho”.
 
Luego, la homenajeada reveló que su sobrino, Rubén Perina, está escribiendo su biografía en la que “descubre el Chaco” y adelantó algunos tramos de su contenido. 
 
Así, Lucas hizo referencia a sus esfuerzos por hacer la secundaria en el Colegio Nacional, a sus años como estudiante de abogacía; a su primer trabajo en Buenos Aires; a su primera audiencia en el Chaco; a su paso por el estudio del abogado Edgardo Rossi, a su afiliación al Partido Radical y su militancia recorriendo el Chaco.  
 
También habló del “gran honor de haber sido la secretaria de la convención constituyente de 1957”; de su residencia de diez años en Estados Unidos; de su regreso al Chaco en el año 1971, de su experiencia como docente en la escuela industrial; de su trabajo como diputada en el período 73-76; de los sinsabores padecidos durante el golpe de estado. También mencionó su pertenencia al instituto Belgraniano “cuyo ejemplo daba vergüenza a los militares”. 
 
La ministra del STJ evocó su candidatura a diputada nacional con el retorno de la democracia. “La política es buena, los malos son los hombres y mujeres que la hacen mal; siempre digo que la política es el arte de hacer las cosas bien”, señaló en un tramo de su charla, para luego asegurar “nunca soñé con ser juez, yo quería seguir siendo política”.  Reveló luego que, en 1983, los senadores Deolindo Bittel y Luis León acordaron su postulación como ministra del Superior Tribunal de Justicia, propuesta que fue elevada y votada por la legislatura. “Cuando me convertí en juez, la política quedó a un lado”, afirmó.
 
“Es importante hacer justicia conforme a derecho pero más importante es hacer justicia conforme a consenso, por eso la mediación es importante”, aseguró luego, para concluir con la idea de que “en la mediación ganan todos”. 
 
El acto terminó con un pequeño recital a cargo de Pablo y Cinthia. 
 
María Luisa Lucas