El Ministro de Justicia de la Nación Germán Garavano, comprometió su apoyo al Chaco - Infojus 77

Mayo 31 2016
Por: Rolando Toledo 
El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, estuvo días atrás en nuestra provincia y en la vecina Corrientes en el marco de la presentación formal del programa “Justicia 2020” en el interior del país. 
 
En tal sentido, resulta oportuno señalar que para desplegar su propuesta de Justicia 2020, eligió como primer escenario del interior a esta provincia, no por casualidad, dado que expresó sentirse “un amigo de la justicia del Chaco", y por eso dio a conocer aquí en  forma directa los alcances del paquete consistente en más de un centenar de proyectos.
 
Conocedor de la Justicia Chaqueña, en la que inclusive se desempeñó como asesor y capacitador en la implementación del Nuevo Diseño Organizacional Penal (NDO), Garavano sabía adónde venía y quienes lo escucharían.
 
En su discurso, que me tocó acompañar en el auditorio de Casa de las Culturas, el ministro de Justicia nacional valoró a la provincia del Chaco como propulsora de "un montón de experiencias exitosas que sirven para el resto del país". 
 
En ese mismo espacio y luego, al reunirse con la presidenta y ministros del STJ, insistió al destacar los avances realizados por la justicia de la provincia como los sistemas de oralidad penal y el acusatorio puro; el juzgado multifuero de Nueva Pompeya; los avances en materia de informatización y el combate del narcomenudeo, que permitió descomprimir el trabajo en los juzgados federales, otorgando prioridad a la narcocriminalidad; entre otras iniciativas que se vienen gestionando desde hace varios años y que hoy se insertan en los cambios que propone Justicia 2020.
 
Hizo hincapié, además, en la experiencia lograda en Resistencia con el juicio por jurados y la ley provincial que lo instrumentó, la que necesita ser urgentemente reglamentada.
 
En relación con el carácter vanguardista de nuestra Justicia provincial, el ministro conoce los institutos históricos y destacados de la Justicia Chaqueña, como el Consejo de la Magistratura (primer Constitución Provincial que lo instituyó en 1957); la mediación (que este año cumple 20 años); el Centro de Estudios Judiciales (que cumplió 35 años de vida); la implementación del tribunal barrial con el juzgado de paz y faltas del barrio Güiraldes; la entrada en funciones del único juzgado letrado multifueros proyectado y pensado para atender, en especial, a la comunidad aborigen de la zona del Impenetrable, tribunales estos dos últimos que son modelo en Latinoamérica. 
 
También cabe destacar como modalidad de la justicia chaqueña, la división del trabajo de los juzgados, especializándolos por la materia: civil y comercial, laboral, contencioso administrativa, concursos y quiebras, y  monitorios para las ejecuciones. Esta diversificación por la materia, importa una mayor profundización en el conocimiento de cada una de las citadas y permitirá seguramente un mejoramiento y desarrollo progresivo en pos de la eficacia y eficiencia del servicio público de justicia chaqueño.
 
Además es valioso remarcar el trabajo del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses (IMCiF), cuya puesta en funcionamiento fue el 28 de noviembre del año 2008, constituye uno de los más relevantes institutos creados con posterioridad a la reforma penal del Poder Judicial implementada desde el año 2004. Se destaca como apoyo a la investigación y resolución de las causas, se ha posicionado a nivel regional como referente de Medicina y Ciencias Forenses, brinda un estilo de investigación científica en la tarea pericial, de consulta y control, que garantiza la excelencia de las prestaciones que se deben a la función fiscal, judicial y de quienes colaboren con la administración de Justicia, con carácter profesionalizado, interdisciplinario y permanente.
 
El Instituto fue seleccionado como sede Nordeste del Programa de Laboratorios Regionales de Investigación Forense, conformado por las provincias de Chaco, Corrientes, Misiones y Formosa, en el marco del Convenio de Cooperación entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, el Consejo Federal de Política Criminal y el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina.
 
Vale recordar que tanto el IMCIF y el Centro de Tratamiento de Residuos Especiales (CeTRe) del Poder Judicial resultaron ganadores en la categoría I (destinada al sector público) del premio provincial a la calidad en el 2013.
 
Cada vez que Garavano estuvo en  Resistencia (que no fueron pocas, sobre todo cuando se desempeñaba como fiscal general de CABA y asesor de este STJ), accedió y conoció de cerca el funcionamiento, iniciativas y dificultades de este Poder Judicial. Por eso no le resultó sorpresivo o inesperado el planteo que, como sus representantes, le hicimos en ocasión del encuentro que tuvimos el 12 de mayo pasado y que, por su parte, convalidaron los gremios de trabajadores judiciales, en relación con la urgente necesidad de la equiparación salarial entre la Justicia local y la federal.
 
Los ministros planteamos a Garavano la difícil situación salarial de la justicia provincial en todos sus estamentos, el largo tiempo que lleva este desajuste, y las incesantes tratativas que, como autoridades de uno de los tres poderes del estado provincial y  miembros de JUFEJUS realizamos para lograr el objetivo de mejora en este sentido. Respecto a ello el integrante del gobierno nacional señaló que “se va a analizar la situación y los caminos a seguir”, y anunció que se acordaría una reunión en la capital federal para abordar el tema en profundidad.
 
La reunión con ministros del STJ
En esa ocasión se recordó a Garavano algo que el ministro no desconoce: que la calidad de nuestra justicia fue reconocida muchas veces y, que, a la vez, es la peor paga. Se le explicó el trabajo mancomunado que se está llevando a cabo en la mesa de concertación que nuclea a gremios judiciales, entidad de Justicia de Paz y Faltas y Asociación de Magistrados y Funcionarios, en pos de producir una propuesta unificada. Y de los relevantes acuerdos logrados en esa instancia entre todos los sectores que integran este Poder Judicial.
 
Se le propuso realizar “una mesa especial con la Nación para analizar distintas opciones” y se le solicitó acompañamiento para profundizar la política de capacitación que impulsa constantemente el STJ provincial.
 
Garavano destacó una vez más los avances en materia de modernización conseguidos por la justicia del Chaco como: oralidad penal, sistema multifueros, narcomenudeo, georreferenciación de delitos, justicia de paz y faltas, ministerio público de la defensa, entre otros. “Chaco exhibe una mejora de gestión y estrategia que es ejemplo en el país”, agregó en tal sentido. Y completó: “desde ‘Justicia 2020’ seguiremos apoyando todas estas políticas de mejoramiento”.
 
Así, el ministro aceptó que existe una brecha salarial entre la Justicia Federal y la provincial que «debe repararse», y, en el marco de la reunión realizada en el salón de acuerdos, se comprometió a analizar la situación.
Rolando Toledo