Aclaración de la jueza Gladys Regosky

Nov 25 2015
Castelli
Gladis Regosky, jueza del Menor y la Familia de Castelli envió un comunicado en el que expresa: 
“Ante los hechos de público conocimiento, sobre que la señora Zulma Acevedo se encuentra encadenada en las rejas del edificio Judicial, acompañada de movimientos sociales, en una muestra de presión a esta magistrada, a los fines de que se resuelva según su solicitud la causa en trámite, sin respetar el adecuado proceso, aclaro que se trata de un conflicto que se inició en el año 2013, y a raíz de comportamientos contrarios a la ley de la señora, con su hija menor de edad. Cada una de la partes se encuentra debidamente patrocinada e interviene la asesora de menores en todas las causas.
 
Los letrados intervinientes son, por la señora Zulma Raquel Acevedo, Carolina Aquino, y por el señor César Cepo, Silvina Suarez, en distintos roles, como actor o como demandado, según los expedientes. Las causas que se tramitan son diez y ninguna tiene retraso. A la señora Acevedo, se la ha atendido en varias audiencias y se le ha explicado el trámite.
 
En consecuencia, debo aclarar que esta jueza tiene fijado régimen de contacto entre la madre y su hija, y que la resolución de la cautelar venció sin que se haya impulsado la fijación de régimen provisorio en el expediente principal. Aun así, se ha resuelto la continuación del régimen de contacto de oficio, ya que pidió el contacto en otro expediente (Tenencia)  que se tramita. No existe en ningún momento rechazo desde este juzgado o desde esta juez para que la madre mantenga contacto con su hija, solamente  es necesario el contralor de ese contacto, dadas sus conductas anteriores. Así mismo se ha fijado una audiencia entre los progenitores a los fines de evitar la vulneración de los derechos de la niña involucrada.
 
Hago saber que no he dado curso a notas que me presenta la representante del grupo piquetero de solicitar audiencia en el expediente, en razón de no ser parte, y no corresponder, dado las responsabilidades especiales de privacidad y reserva de los expedientes que corresponden a los casos donde hay niños y según lo establece la ley expresamente.- Entiendo que no corresponde que un grupo piquetero realice éstos actos de presión a la justicia.
 
Es un caso muy complejo que hay que resolver ya en la cuestión de fondo y en los expedientes principales. Esta postura asumida por la madre expone públicamente a su hija, vulnerando sus derechos, y afecta el normal servicio de justicia”.
CastelliJuzgado del Menor de Edad y la FamiliaGladys Regosky