Desafíos actuales del sistema judicial - Infojus 69

Ago 31 2015
Por Rolando Toledo, ministro del Superior Tribunal de Justicia
La exigencia mayor que tiene la sociedad civil respecto al Poder Judicial es el de ser eficiente. Que el servicio público de justicia, cuando requerido, se preste conforme un paradigma constitucional y convencional propio de un Estado de Derecho Constitucional. Tenemos derecho a la tutela judicial efectiva, porque sin esta preciada garantía los derechos sustanciales reconocidos no serían más que simples declaraciones de buenas intenciones.
 
La tramitación de las cuestiones no puede sino durar el tiempo razonable, y deben hacerse efectivos los principios de economía y celeridad procesales, que se basan principalmente en la inmediación y concentración. En pos del acceso efectivo a justicia y haciendo hincapié en las personas en condiciones de vulnerabilidad (100 Reglas de Brasilia sobre Acceso a la Justicia de las personas en condición de vulnerabilidad, adherido el Poder Judicial del Chaco por Acuerdo Nº 3092 de fecha 29 de abril de 2009, Pto. Vigésimo Segundo) en la administración de justicia del Chaco se predisponen, entre otros órganos, a los que componen:
1. La Justicia de Paz y Faltas: 81 juzgados destacados a lo largo y ancho del territorio provincial, pionera en el país en la materia, garantía de inmediación en la respuesta para el justiciable.
2. Juzgados Barriales (Bº Güiraldes  en funcionamiento y proyectado otro en el Bº Santa Inés). 
3. Centros Públicos de Mediación conexos al Poder Judicial: en cada ciudad cabecera de todas las circunscripciones judiciales.  
4. Juzgado Multifuero radicado en Misión Nueva Pompeya con impronta en la tutela del derecho indígena.
5. El fuero de Familia y la operatividad de la Ley 7162 en coordinación con los demás entes responsables del Poder Ejecutivo. 
6. La mediación realizada en sede de las Asesorías del Menor y la Familia.
7. La Mesa de Atención Permanente a la Víctima y a la Ciudadanía.
8. Las Mesas Informatizadas de Recepción de Expedientes de los distintos fueros.
9. El Equipo de Negociadores de Respuesta Inmediata Judicial (ENRIJ). 
10. La introducción de procesos por audiencias en forma total. Actualmente contamos con oralidad parcial: en los procesos civiles, comerciales y laborales la legislación prevé la audiencia preliminar -que funciona muy bien-, más resta la incorporación de la de vista de causa, que es donde se producen conjuntamente todas las pruebas (testimoniales, explicaciones de peritos, declaraciones de las partes, etc., reconocimientos judiciales). Será seguramente el eje de la reforma procesal, ya que tal audiencia -la de vista de causa- a su vez, funciona muy bien en el fuero de Familia desde su creación, procesos a los que le resta incorporar la preliminar en su Estatuto.
11. La implementación del Nuevo Diseño Organizacional del Sistema Procesal Penal (NDO), rediseño de la estructura organizativa y funcional de las fiscalías de Investigación Penal, para toda la provincia.
12. La implementación del nuevo Código Procesal Laboral, receptor de la moderna doctrina en la materia, junto a la puesta en funcionamiento del laboral Nº 4 en Resistencia y del Nº 2 en Presidencia Roque Sáenz Peña que permitirán descongestionar la labor de los ya existentes.
13. La operatividad de los procesos de estructura monitoria, de la mano de un nuevo edificio en la ciudad de Resistencia, sede moderna y exclusiva de los juzgados con competencia en la materia, más el proceso de mejora en la gestión en esos organismos jurisdiccionales.
14. El funcionamiento ejemplar del Instituto de Medicina y Ciencias Forenses instituto regional modelo de las ciencias que apoyan y fortifican el servicio de justicia. 
15. La especialización del fuero de Familia y del Menor, con la implementación y funcionamiento de cuatro Juzgados en lo Civil y de dos en lo Penal, con sus respectivos Equipos Interdisciplinarios, tribunales que son modelo en otras jurisdicciones.
16. Los dos juzgados de Concursos y Quiebras, también fruto del principio de especialización, que brindan un servicio efectivo en las respectivas materias que garantizan la aplicación de la más moderna doctrina y jurisprudencia en los casos que deben resolver. 
17. La constante y progresiva informatización de la administración de justicia (SIGI, consulta de expedientes en línea, etc.) y la reciente puesta en práctica de la firma digital, las notificaciones electrónicas y los pagos electrónicos (con la participación de la Dirección de Tecnologías de la Información del STJ) para los demás fueros, como un paso previo hacia el expediente electrónico.
18. La elaboración de un anteproyecto de Código de Faltas.
19. La participación en una Comisión interpoderes y entidades intermedias representativas de los distintos auxiliares de la justicia, convocada por Decreto Nº 1188/15 para la elaboración del anteproyecto de reforma, actualización e integración del Código Procesal Civil. 
20. Párrafo aparte merece dedicarse a la capacitación que se lleva adelante por el Centro de Estudios Judiciales del Superior Tribunal de Justicia del Chaco. Al respecto debe destacarse que el gran eje de las innumerables capacitaciones realizadas por dicha dependencia ha sido el acceso a la justicia en sus diversas ramas
 
Los operadores jurídicos debemos acompañar con el estudio las mudanzas que se avecinan y en ese terreno nuestro Centro de Estudios es ejemplo a seguir, siempre a la vanguardia, dando a magistrados, funcionarios, empleados, abogados y demás auxiliares de la justicia, las herramientas necesarias en un contexto apropiado para cumplir con el mandamiento que Couture nos legó: Estudiar, porque de lo contrario seremos cada día menos abogados.
Rolando Toledo